13 mar. 2008

Introducción de Xaime Quessada

Toño Monteiro entró en la dimensión del Arte hace pocos meses, trabajando en nuestros estudios de Lucenza. En su corta trayectoria escultórica, se nos esta revelando como un auténtico caníbal de las formas escultóricas. La complejidad y la relatividad de sus esclturas nos demuestran la vitalidad creativa de nuevas formas originales. La antítesis del artista clónico y académico buscando constantes nuevos horizontes expresivos. Me temo que sus piedras de origen cósmico son testimonios de totem y tabú de lo incognoscitivo de Arte. Me dice que yo soy su maestro escultórico y yo le digo, paradiando el viejo proverbio chino ¡Tírale una piedra a tu mejor maestro, que si tiene razón hoy no la tendra mañana!. Toño, mi pequeño saltamontes, los genios roban y los mediocres piden prestado. Entender, comprender, saber no son nada sin sentir. Te deseo la mejor suerte en tu nueva andadura.

Por Xaime Quessada