14 ago. 2008

El carro tradicional vuelve a Lobios

Centenares de personas se acercaron ayer hasta Lobios para disfrutar con la Carretada 2008. Novedosa fiesta que tiene como atractivo la carrera de carros tirado por parejas.


Los hombres sustituyeron ayer a los bueyes tirando del carro tradicional de A Baixa Limia, en la celebración de la segunda edición de la carretada. Un total de seis equipos en la categoría de adultos (cuatro fueron los que tomaron parte en la modalidad infantil), participaron en la carrera que se ha convertido en el símbolo de las fiestas locales.A pesar de que coincidió a mitad de semana y muchos trabajaban, desde las siete de la tarde las calles de la localidad comenzaron a llenarse de gente de los dos lados de la raia, que no querían perder la oportunidad de disfrutar de la competición que, finalmente, ganó el equipo representante de la parroquia de Grou (Lobios).Por la noche, el carro volvió a convertirse en el protagonista indiscutible de la fiesta, con un desfile donde participaron un centenar de figurantes, entre músicos y actores. El pasacalles, que se prolongó hasta pasadas la una y media de la madrugada, terminó con la entrega de premios, incluido el trofeo ‘A carreta dos boishomes’, que fue donado por el escultor local, Toño Monteiro, al equipo ganador de la carretada.El ambiente festivo comenzó a notarse en las calles de Lobios desde muy temprano, con la celebración de la primera andaina popular del Concello, y a la que le siguieron representaciones teatrales, alboradas y espectáculos de magia.

Referencia: LA REGIÓN